Buscar

Seguridad: el principio básico.

El concepto integral de seguridad de Mercedes-Benz divide la seguridad vial en cuatro fases:

Fase 1: conducción segura.

Fase 2: ante un peligro.

Fase 3: en caso de accidente.

Fase 4: tras el accidente.

A fin de reducir los daños derivados de un siniestro y facilitar la evacuación de las personas afectadas entran en acción diversas medidas en función del tipo y la gravedad de la colisión:

  • Máxima protección posible: puede desconectarse automáticamente el motor e interrumpirse la alimentación de combustible.
  • Llamativo alumbrado: los intermitentes de advertencia y el alumbrado interior de emergencia se pueden encender automáticamente para evitar posteriores accidentes y facilitar la búsqueda del vehículo accidentado.
  • Buenas opciones de escape: las puertas se pueden desbloquear automáticamente.
  • Mejores opciones de rescate: Se han previsto juntas de seccionamiento entre los guardabarros y las puertas para facilitar su apertura en caso de choque frontal.
  • Gestión de averías: Aunque no es algo frecuente, si sufre una avería, Mercedes-Benz le brinda una ayuda completa. Mediante una tecla de mando ubicada en el vehículo puede contactar con el Servicio 24h de Mercedes-Benz, que se encarga de todo lo demás. Se informa oportunamente de las circunstancias a un servicio de asistencia en carretera, que se dirigirá a donde usted se encuentre a cualquier hora del día o de la noche.
  • Gestión de accidentes: Y tras un accidente se transfiere su llamada al servicio de atención al cliente Mercedes-Benz para que puedan iniciarse cuanto antes medidas de salvamento, de rescate o la recogida del vehículo.

[1] Requisito: se precisa una conexión a Internet.

CLS Coupé

Fascinación

Todos los hechos