Asistencia a la conducción y seguridad

Asistente de frenado activo con función de cruce

Asistencia a la conducción y seguridad

Asistente de frenado activo con función de cruce

Guardar las distancias, mantener la ventaja.

La imagen ilustra el funcionamiento del asistente de frenado activo con función de cruce de la Clase C Berlina.
Ver de nuevo

Guardar las distancias, mantener la ventaja.

El sistema puede impedir colisiones por alcance y accidentes con peatones que cruzan la vía, o reducir al menos sus secuelas.

El sistema puede impedir colisiones por alcance y accidentes con peatones que cruzan la vía, o reducir al menos sus secuelas.

Utiliza sensores de radar y una cámara estereoscópica para captar y evaluar de forma permanente la situación del tráfico por delante del vehículo. El sistema no tiene en cuenta solamente el vehículo precedente sino, hasta una velocidad de circulación de 72 km/h, también vehículosSolo es posible detectar vehículos que se aproximan en dirección transversal cuando se circula en un margen de velocidad entre 7,2 km/h y 72 km/h, y el otro vehículo avanza a un mínimo de 5,4 km/h y a un máximo del 50% de la velocidad propia. circulando en dirección transversal y peatones.

Las funciones en detalle:

  • Advertencia por peligro de colisión.
Si detecta un peligro, el sistema advierte al conductor de forma escalonada. Mediante señales ópticas si la distancia de seguridad respecto al vehículo precedente es insuficiente, y con señales acústicas si reconoce un peligro de colisión.
  • Aumento de la presión de frenado en función de la situación.
Si el conductor pisa el freno y se ha detectado un peligro de accidente, el asistente de frenado activo con función de cruce aumenta adicionalmente la presión de frenado, de acuerdo con la situación, y puede evitar así en un caso ideal una colisión.
  • Frenado parcial autónomo.
Si el conductor no reacciona a pesar de la advertencia acústica, el asistente de frenado activo con función de cruce inicia automáticamente un frenado parcial. De ese modo disminuye ya claramente la velocidad, y el conductor recibe una nueva advertencia háptica. El frenado parcial puede evitar una colisión si se circula a una velocidad inferior a 30 km/h.
  • Frenado en seco autónomo.
Si tras la intervención en los frenos el conductor sigue sin reaccionar, el asistente de frenado activo puede realizar un frenado autónomo hasta detener totalmente el vehículo. Si se han detectado peatones y la situación lo permite, puede iniciarse inmediatamente un frenado autónomo, de forma simultánea a la advertencia. De ese modo es posible evitar una colisión con peatones o con vehículos detenidos hasta una velocidad de 50 km/h. Si la velocidad inicial es superior a esta cota, el asistente de frenado activo contribuye a reducir las secuelas del accidente.

Disponible solamente como parte del paquete de asistencia a la conducción Plus.