Asistente de frenado activo

El asistente de frenado activo puede evitar colisiones por alcance y accidentes con peatones que cruzan la vía y reducir sus consecuencias.

Asistente de frenado activo

El asistente de frenado activo puede evitar colisiones por alcance y accidentes con peatones que cruzan la vía y reducir sus consecuencias.

Mercedes-Benz Intelligent Drive: Clase E Coupé con asistente de frenado activo

Una separación insuficiente y la falta de atención son las principales causas de accidentes graves. El asistente de frenado activo protege en muchos casos del peligro de accidente. Así funciona:

  • Advertencia de distancia y advertencia acústica de colisión.

Si la separación respecto al vehículo precedente está por debajo del valor prescrito durante varios segundos al conducir dentro del rango de operación de la advertencia de distancia, brilla un símbolo de advertencia en el visualizador multifunción. Si la distancia sigue disminuyendo con rapidez, se emite adicionalmente una advertencia acústica intermitente.

  • Asistencia al frenado en función de la situación.

Si el conductor reacciona con un frenado de emergencia, la asistencia al frenado en función de la situación le presta ayuda. Este equipo aumenta en caso necesario la presión de frenado para intentar evitar la colisión.

  • Frenado autónomo.

Si el conductor no reacciona, el sistema inicia automáticamente un frenado autónomo. De ese modo disminuye claramente la velocidad. Si la velocidad relativa es reducida, esta intervención puede ser suficiente para evitar una colisión por alcance. Si el conductor pisa el pedal de freno durante la intervención autónoma en el freno, la asistencia al frenado en función de la situación interviene decelerando el vehículo, hasta detenerlo por completo si la situación lo requiere.

  • Frenado de emergencia autónomo para protección de peatones.

La función de frenado de emergencia debe ayudar a evitar accidentes con peatones que cruzan la vía sin prestar atención o sin ser advertidos por el conductor, o a reducir al menos sus consecuencias. Si el sistema de detección por radar reconoce una situación de peligro, el frenado de emergencia se realiza de forma casi simultánea con la advertencia óptica y acústica.