El GLC de altas prestaciones.

El Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC, dinamismo auténtico gracias al ADN de AMG.

El GLC de altas prestaciones.

El Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC, dinamismo auténtico gracias al ADN de AMG.

  • Filosofía

    La imagen muestra el motor AMG V6 biturbo de 3,0 litros del Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC iluminado dentro de un garaje.

    Sensación de conducción AMG: mantener la velocidad, frenadas breves, aceleración plena.

    La imagen muestra el chasis del Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC con motor V6 biturbo de 3,0 litros y tren de rodaje deportivo AMG.

    AMG Performance. Fascinación en su estado más puro.

    AMG Performance. Fascinación en su estado más puro.

    Mercedes-AMG es mucho más que un fabricante de vehículos de altas prestaciones. AMG es una promesa. La promesa de ir siempre un paso por delante. Esperar mucho y darlo todo para conseguirlo. De ese modo creamos automóviles extraordinarios para conductores extraordinarios.

    Así surge algo totalmente nuevo, un SUV con un irresistible carácter de deportivo. Bienvenido a la familia, Mercedes-AMG GLC 43.

  • Exterior

    La imagen muestra una vista frontal en escorzo del Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC, desde el lado izquierdo.

    Deportivo, rotundo, singular: el diseño del Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC.

    La imagen muestra el Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC en escorzo trasero izquierdo.

    El faldón trasero específico de AMG ostenta un listón decorativo en cromo plateado.

    La imagen muestra una vista frontal del Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC.

    La parrilla de efecto diamante luce pasadores cromados y el distintivo AMG.

    La imagen muestra una vista trasera del Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC.

    Detalles característicos: embellecedores cromados de la salida de escape en diseño de cuatro flujos.

    La imagen muestra una vista lateral del Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC, desde el lado izquierdo.

    Dinamismo y rendimiento visibles en la silueta y en todos los detalles AMG.

    Deportista de élite.

    Deportista de élite.

    El Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC acentúa aún más el diseño deportivo del GLC. Comenzando con las tomas de aire en el faldón delantero AMG, adornadas con perfiles en cromo plateado, y acabando con los dos embellecedores cromados de la salida de escape en efecto de cuatro flujos, todos los detalles destilan un carácter atlético.

    El carácter singular del Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC se subraya con elementos en cromo plateado y en negro de alto brillo. La parrilla de efecto diamante cuenta con pasadores cromados y una lama en negro de alto brillo con inserto en cromo de alto brillo, así como el distintivo AMG. El splitter frontal en cromo plateado asegura una conducción ideal del aire hacia los módulos de refrigeración. El faldón trasero específico de AMG ostenta un listón decorativo en cromo plateado.

  • Interior

    Fuerza. Espacio.

    Fuerza. Espacio.

    Un deportista de élite no viaja a ningún sitio sin su equipamiento. El conductor del Mercedes­AMG GLC 43 puede esperar mucho de su puesto de conducción: acabados impecables, diseño de primera clase y un manejo perfecto. El volante AMG Performance de napa/microfibra DINAMICA disponible opcionalmente, por ejemplo, ofrece una sujeción inmejorable durante las maniobras más deportivas. El cuadro de instrumentos AMG le expone los datos de conducción relevantes. No sería de extrañar que no quisiera bajar nunca más de su vehículo.

  • Técnica

    Madera de triunfador.

    La imagen muestra el chasis del Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC con bloque motor, iluminado en un estudio.

    La mejor tracción y una dinamismo que entusiasma: AMG Performance 4MATIC.

    Madera de triunfador.

    El motor V6 biturbo de 3,0 litros del GLC 43 4MATIC se incorpora en numerosos vehículos de altas prestaciones de AMG. La aceleración de 0 a 100 a bordo del GLC 43 4MATIC termina a los 4,9 segundos y la velocidad se limita electrónicamente al alcanzar los 250 km/h. El motor AMG V6 biturbo de 3,0 litros se distingue además por su elevada potencia, unida a cotas bajas de consumo y emisiones.
    Los dos turbocompresores se montan junto al motor, con lo que reaccionan con gran espontaneidad. La elevada potencia nominal de 270 kW<p>La potencia nominal y el par motor nominal se calculan según el reglamento (CE) 715/2007 en su versión actual.</p>(367 CV) se debe, entre otros detalles, al aumento a 1,1 bares de la presión de sobrealimentación. En combinación con un par motor de 520 Nm, disponible entre las 2.500 y las 4.500 rpm, el motor desarrolla un enorme dinamismo y una gran agilidad.

    El cambio automático 9G-TRONIC con transiciones más rápidas y la tracción integral AMG Performance 4MATIC con prioridad al eje trasero constituyen la base para una experiencia de conducción especialmente ágil en carretera. Algunos de los factores que más contribuyen a lograr esta agilidad son el eje delantero de nuevo desarrollo, la rigidez de los elementos elastocinemáticos y la dirección paramétrica deportiva AMG de alta precisión.